María Luisa Espinosa: El asiento rojo

Un deseo muy especial.


3 comentarios:

  1. Como le diría el torero Rafael "El Gallo" a don José Ortega y Gasset, "Hay gente pa to", María Luisa, y me parece bien tu ilusión por un asiento rojo, y sobre todo tu forma de expresarlo. Y si es en el cnetro, en el pasillo, tanto mejor. Lo importante es expresar las cosas como se sienten, y dejarse de zarandajas, del qué dirán. Yo prefiero los asientos al lado de la ventana, para mirar, ver al personal. Debe ser deformación de la formación, porque los periodistas somos un poco cotillas. Y pobre del que no lo sea...

    Ya sé qué regalarte en cuanto me toque la lotería: un asiento rojo, para que podamos seguir escuchándote contar historias.

    Conrad

    ResponderEliminar
  2. Entiendo a la protagonista, yo he deseado en muchas ocasiones un asiento rojo o de cualquier color en el transporte público, María Luisa cuentas con una expresividad digna de envidia, me encanta.
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien Mª Luisa, cómo consigues trasmitir ese deseo tan especial. ¡Felicidades!.

    ResponderEliminar